Acoso en el metro

Pues bueno, los que me conocéis ya sabéis que acostumbro a vestir con los pantalones un pelín bajados (tiene gracia… lo de ayer fue una bajada de pantalones con lo que no me los tuve que bajar) pero, que bueno, tampoco me paso. Ayer en el metro me pasó una cosa curiosa.

Iba el metro muy lleno y yo sin soporte alguno. Fue esta la razón de que me sujetara al techo del tren y fue esto la causa de que mi chaqueta se levantara y dejara a la vista mis gayumbos. En fin, gayumbos de un gaijin… Y bueno, que sé que soy guapo (modestia a parte) pero ni de lejos tengo el cuerpazo de un modelo. ¿Qué a que viene esto?

Resulta que en medio de la gente noto como alguien me roza el culo. Pam, 1 vez. Pam, 2 veces. Pam, 3 veces. A la 3era me giro y veo a 2 chiquillas de instituto con sus uniformes riéndose. Yo también me reí.

Ahora podría decir que me sentí sucio, violado jajaja Y que cuando llegué a casa me pasé 3 horas en la ducha intentándolo olvidar. Pero lo cierto es que me alegraron el día.

Advertisements

3 thoughts on “Acoso en el metro

  1. Anonymous says:

    Tio, i després dieu de mí jeejejje xD

    Per cert això es veu tant negre amb el mozilla que no sé ni on està la finestra per escriure els comentaris tio. White power!

  2. cracksan says:

    Rubia> Pues con la mano digo yo, que soy alto pero no tanto como para que tuvieran que usar la nariz.

    Anonimo (Suposo que 6q)> Ja faré canvi de colors. Promés!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s