¡Socorro, que me muero!

Bueno, tanto no será… pero estoy algo chungo. El finde pasado con el tema de ir a ver pisos no debía ir lo suficiente tapado porque el caso es que el miércoles empecé a notar los síntomas de un caballus constipatus (un constipado de caballo) que ahora mismo me está intentando liquidar. He pasado 14 horas en la cama y esto solo va a peor. Y me diréis: toma Frenadol, toma esto, toma aquello… Pero… ¡hola!, ¿hay alguien en casa? Estoy en Japón y aquí estas cosas no existen. Y inténtale hacer entender a la dependienta de la 薬店 que necesitas Frenadol. En fin, más vale recurrir a los remedios tradicionales del caldo de pollo, el consomé y el zumo de naranja.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s